Encuentra una solución contra la Disfunción Eréctil | Prótesis de pene

¿Cómo es el procedimiento quirúrgico para poner una Prótesis de Pene?

En lo relativo a la Disfunción Eréctil, existen diferentes soluciones para restaurar el potencial sexual al completo. Los urólogos especialistas podrán recomendar una prótesis de pene siempre que los tratamientos farmacológicos hayan fracasado.

Infórmate de qué implica el procedimiento quirúrgico, sus ventajas y posibles complicaciones.

Juan, 54 años: Tengo problemas de erección desde hace 6 meses. ¿soy candidato a una prótesis de pene?

¿En qué consiste el implante de una prótesis de pene?

La cirugía para poner una prótesis de pene consiste en ubicar un dispositivo artificial en el cuerpo para mejorar el sistema eréctil en caso de disfunción. comúnmente se utilizan dos tipos de prótesis:

  • Prótesis de pene inflables, hechas de BioFlex, que funcionan como un sistema hidráulico que confiere rigidez a la erección.
  • Sistema estándar formado por dos varillas semi-rígidas o flexibles en el pene, que consiguen rigidez suficiente para mantener relaciones sexuales.

Una vez finalizada la cirugía, se pone una sonda urinaria durante 12-48 horas. La duración de la operación es de 1-2 horas. La mayoría de los pacientes, aunque incómodos, se van a casa al día siguiente y después tienen 2-3 semanas de reposo que son esenciales para la recuperación.

 

Después de la cirugía, ¿Puede haber alguna complicación?

La prótesis se siente tanto si está inflada como si se mantiene desinflada. Sin embargo, al estar oculta, nadie tiene por qué saber si alguien tiene una prótesis a no ser que toque sus genitales. La sensación experimentada por el usuario y su pareja será diferente al inicio, aunque habrá una erección normal con orgasmo y eyaculación una vez se acostumbren a utilizar la prótesis.

Sin embargo, puede haber alguna complicación. Algunos hombres experimentan molestias en el tracto urinario inferior después de la cirugía. Esto normalmente se debe a la sonda que se utiliza durante la operación. Estas molestias normalmente mejoran en dos semanas, aunque es aconsejable comentarlo con el urólogo responsable para que pueda solicitar un test de orina si lo considera necesario.

En algunas ocasiones se producen infecciones de la prótesis después de dos o tres semanas de la operación. A veces aparecen cuando el proceso de curación está más avanzado, pero es menos probable. Lo que sí es más frecuente son los moratones e hinchazón del escroto o el pene nada más terminar la operación. Esto último normalmente mejora en dos semanas, pero si no lo hiciese y las molestias continuasen más tiempo sería importante comunicárselo al urólogo cuanto antes.

 

Share this article