Entender la disfunción eréctil | Sobre DE

¿Cómo funciona la erección?

El pene es un órgano complejo, que está controlado tanto por el Sistema Nervioso como  por el Sistema Vascular y a nivel hormonal, estando todos implicados en el mecanismo natural de la erección. En este artículo, descubrirás cómo funciona y qué tipos de erección masculina existen.

“Las hormonas, el flujo sanguíneo, y parte del sistema nervioso deberán trabajar en conjunto para conseguir y mantener la erección”.
""

¿Qué tiene que ocurrir para que haya una erección?

El pene es el órgano responsable del mecanismo natural denominado erección. Se compone de dos cuerpos cavernosos, un cuerpo esponjoso y la uretra, y su función es esencial ya que permite la liberación de la orina y el semen al exterior.

Sin embargo, el pene no actúa solo. Según las investigaciones del urólogo Irwin Goldstein (Scientific American, août 2000, 283, 2 : p 70-75) , este órgano está constantemente controlado por el Sistema Nervioso Central, formado por el cerebro y la médula espinal.

¿Cómo controla el Sistema Nervioso Central la erección?

Nuestro Sistema Nervioso Central a su vez se compone por dos sistemas diferentes, con funciones complementarias. El primero es el Sistema Nervioso Simpático, cuya función es inhibir la erección. El Segundo, Sistema Nervioso Parasimpático, se encarga de la acción opuesta, de desencadenar la excitación y erección. El equilibrio entre los dos comienza en cuanto se envían señales de excitación al cerebro, desencadenadas por:

  • Estimulación física: resultante de tocar, acariciar y despertar zonas erógenas.
  • Estimulación sensorial: desencadenada por escuchar una voz, el olor de un perfume, el tacto o la imagen de un cuerpo atractivo.
  • Estimulación psicológica: en otras palabras, el deseo de una persona.

Una vez se siente la excitación, tienen lugar diferentes reacciones químicas (hormonales) que activan los cuerpos cavernosos del pene. Cuando esto ocurre se abren las arterias del pene, que se llena de sangre y aumenta de volumen. A este proceso se le denomina tumescencia.

Como resultado, la presión en el pene aumenta y comprime las venas haciendo que la sangre quede atrapada y se produzca un aumento en la rigidez y el tamaño del pene. Si la estimulación persiste, se consigue la rigidez necesaria para la penetración y la eyaculación. La erección puede durar aproximadamente treinta minutos, aunque esto puede variar dependiendo de cada persona.

Cuando finaliza la eyaculación, vuelven a tener lugar varias reacciones químicas (hormonales) que junto con el sistema nervioso, provocan el cierre de las arterias haciendo que disminuya la presión sanguínea y comience el vaciado del pene. Poco a poco, el pene volverá a su estado flácido. Esto se conoce como estado de detumescencia del pene. Después se necesita un período de tiempo, llamado período refractario, hasta que se pueda conseguir estimular al sistema nervioso de nuevo, siendo diferente para cada persona.

 

Tipos de erección

Un hombre puede experimentar dos tipos de erección (Clinical manual of sexual medicine: sexual dysfunctions in men – T. Lue, F. Giuliano, S. Khoury, R. Rosen, p. 9):

  • Erección psicógena: se activa mediante una estimulación erótica (visual, imaginativa, táctil…) que produce la liberación de neurotransmisores en el cerebro (dopamina, oxitocina).
  • Erección refleja: inducida por una estimulación directa en el órgano genital, que aumenta automáticamente debido a estímulos psicogénicos.

Los problemas de Disfunción Eréctil pueden empezar cuando hay fallos en cualquiera de los pasos anteriormente descritos: cuando el cerebro no es capaz de enviar suficientes señales, el flujo sanguíneo es insuficiente, o cuando el tejido del pene está dañado.

Hay mucho que aprender sobre la Disfunción Eréctil, y muchas opciones que considerar, por lo que vamos a comenzar.

Share this article